martes, 25 de octubre de 2016

A deducir

Las investigaciones realizadas en torno a los profesores noveles tratan diversas temáticas, pero muy pocas abordan como objeto de estudio  la identidad profesional.
Las fuentes para la elaboración del estado del arte provienen principalmente de estudios publicados en revistas indexadas y cubren varios contextos geográficos. A continuación se presentan algunos de los más sobresalientes realizados en los últimos diez años.

Una de las más recientes, es la realizada por Martín-Gutiérrez (2014) en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla como parte del programa de Formación de Noveles de dicha Universidad. En dicho estudio se plantea como objetivo, detectar los aspectos que influyen en la construcción de la identidad de los integrantes del Programa de Formación Novel del Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la Universidad de Sevilla. El estudio señala cuatro dimensiones básicas en la identidad de este colectivo, estos son: la dimensión emocional, la dimensión social, la dimensión didáctico-pedagógica, y la dimensión institucional-administrativa en cuanto a los aspectos emocionales la investigación concluye que estas forman parte fundamental en los procesos de construcción de la identidad derivadas de las diferentes experiencias que se experimentan al inicio de la docencia. La dimensión social-interpersonal se refiere a los vínculos interpersonales que surgen en el profesorado principiante y sus alumnos así como a las relaciones entre estos y sus compañeros. En la vertiente didáctica-pedagógica se incluyen las tareas de corte pedagógico que el profesorado debe realizar de manera regular, entre ellas se encuentran la organización de las clases, la metodología empleada, las tareas asignadas a sus alumnos, las evaluaciones periódicas entre otras; finalmente en la dimensión institucional-administrativa se contemplan aspectos de gestión administrativa, tales como los distintos procedimientos que requieren gestionar en la universidad tales como los informes, las tutorías, el portafolio etc. que en no pocas ocasiones generan confusión y malestar entre los profesores.

Otra investigación es la de Sáez (2015){Sáez, 2015 #516} titulada “El camino de la construcción de la Identidad profesional de profesores Noveles formados” realizada en la Universidad de Concepción en el marco del convenio de desempeño UCO-1203 desarrollada desde la perspectiva metodológica de la investigación-acción; en dicho estudio participaron 30 docentes noveles egresados de las carreras de Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias Sociales y Pedagogía en Educación General Básica. La investigación se enfocó en los principales elementos que intervienen en el proceso de construcción de la identidad profesional a partir de las primeras experiencias docentes en instituciones educativas concluyendo que las principales problemáticas presentes en la construcción de la identidad eran el control, la rigidez curricular y la ausencia de espacios para la reflexión pedagógica al interior de las mismas.

Una tercera investigación sobre este tema la realizó Gaviria (2009) en la Universidad de la Salle titulada “La Identidad profesional de docentes universitarios: Un estudio exploratorio” esta investigación formó parte  de un macro proyecto de investigación titulado “Discursos y prácticas pedagógicas de maestros en distintos niveles de la educación” desarrollado en la Maestría en Docencia de la Universidad de La Salle; en él se buscó identificar los elementos esenciales de la identidad profesional de los docentes universitarios, a partir de la narrativa personal desde el análisis del sentido de sí mismo, el reconocimiento de sí mismo, y el conocimiento de lo que el docente universitario piensa y siente sobre su trabajo; Los resultados de esta investigación confirman que estos factores participan activamente en la construcción de la identidad docente personal y colectiva.

En Estados Unidos, Kardos (2007) encuestaron a 486 nuevos profesores en cuatro estados para indagar el tipo de cultura docente de sus instituciones educativas y el modo en que ella había influido en su identidad profesional. Al preguntarles hasta qué punto realizaban sus tareas profesionales solos o con ayuda de otros, los investigadores constataron que apenas la mitad de los nuevos profesores trabajaban en colaboración con otros de más experiencia, tenían la oportunidad de enseñar con otro profesor o consultaban sobre las estrategias de enseñanza utilizadas, por otra parte, en sus instituciones educativas se desconocía su condición de noveles y se esperaba de ellos que actuaran como expertos y por tanto, ni se les consultaba si necesitaban apoyo ni tampoco se lo ofrecían. La conclusión de Kardos y Johnson es que estos profesores forjaban su identidad profesional trabajando aislados en sus aulas, en instituciones donde se los presumía expertos y no formaban parte de una comunidad amplia comprometida con la efectividad de la institución escolar.

Volkmann (1998) realizó otra investigación desde una perspectiva fenomenológica hermenéutica a la que tituló "Creating professional identity: dilemmas and metaphors of a first-year chemistry teacher” en la que se llegó a la conclusión que los docentes noveles tienden a construir relaciones con otros profesores y con los estudiantes que generaban continuamente situaciones dilemáticas que ponían a prueba la identidad del profesor; coincide con esta perspectiva metodológica el estudio longitudinal de Flores (2006) que consistió en el seguimiento de 14 profesores portugueses en sus primeros dos años de trabajo docente en la que se ilustra muy bien este proceso de construcción y reconstrucción de identidades. De la misma forma, estudios como el de Volkmann, (1998) y el de Avalos (2005) confirman que los nuevos profesores experimentan la necesidad de manejar distintos dilemas como el de ser aun joven pero mostrarse como adulto, o no ser lo que se quiere ser como profesor, y que es en el manejo de estos dilemas donde se va reconfigurando la identidad profesional. Flores y Day (2006) en una investigación desarrollada por la Universidad de Chile destacan el papel de la interacción entre las biografías personales y el carácter del contexto, lo que resulta en modificaciones de la identidad que pueden ser de corte positivo o negativo. El estudio chileno tomo como informantes a 15 profesores que se encontraban en su tercer año de ejercicio profesional, lo que permitió recoger de ellos una visión más precisa de su auto-percepción de identidad profesional, encontrando que estos docentes ya habían consolidado de un modo u otro su rol de educadores, los informantes dejaron entrever que lo central de su identidad como profesores estaba marcado por la relación con sus alumnos, aun cuando esta relación la describían de forma distinta según su campo de enseñanza, los investigadores concluyeron que el proceso de construcción de la identidad es continuo y que es en el curso de nuevas demandas contextuales que los profesores reconfiguran los diversos componentes de su tarea profesional y la forma cómo los interpretan. Esta re-configuración afectará, como lo indican (Beijaard, 2004) la visión de sí mismo y de su contexto de trabajo, será activa y se manifestará en diversas subidentidades que a su vez son variables en el tiempo.

Otro trabajo relevante es el de Thomas y Beauchamp (2011) titulado “Understanding new teachers’ professional identities through metaphor” realizado en la Facultad de educación de la Universidad de Sherbrooke, (Quebec). La investigación se llevó a cabo durante tres años y participaron  45 participantes en tres cohortes que estaban recién graduados pertenecientes a los dos programas de formación docente en el este de Canadá (región de municipios de Quebec). Este estudio cualitativo examina las metáforas que los nuevos maestros utilizan para describir sus identidades profesionales y compara metáforas elegidas inmediatamente después de graduarse con las que surgieron luego de su primer año de enseñanza. Los resultados indican que los nuevos maestros se sienten al inicio de su vida profesional listos para la tarea de enseñar, pero que al transcurrir el tiempo y en función del tipo de experiencias, pasan a la adopción de un modo de supervivencia. Las metáforas sugieren también que los nuevos profesores se esfuerzan por desarrollar su identidad profesional durante el primer año y que este proceso de desarrollo es gradual, complejo y a menudo problemático. Las implicaciones de este estudio es que se requiere profundizar la exploración de la identidad profesional en los preprogramas de servicio. Por otra parte, el estudio reveló importantes preocupaciones de los docentes sobre su supervivencia y la forma en que se veían ellos mismos en relación con su nueva profesión; también existían dudas sobre si recibirían las oportunidades necesarias para desarrollar suficiente experiencia que aporte a su desarrollo profesional. La investigación concluye que los profesores carecen de una fuerte y positiva identidad profesional y que constantemente están confrontando los resultados de sus intervenciones con sus estudiantes, para verificar si han logrado éxito o no en su papel como profesores.

Holland (1998) realizó una investigación en la Universidad de Cambridge Inglaterra en la que reconoce que el estudio identitario está ligado a aspectos de origen sociocultural. Al referir el tema de lo identitario, las autoras reconocen la importancia de la postura histórica cultural con base en Vygotsky, ya que este último define la identidad como una organización compleja de pensamientos, sentimientos, recuerdos y experiencias que las personas evocan como una plataforma de acción y de respuesta para pensarse a sí mismas.

Un quinto trabajo es el de Gewerc (2000) de la Universidad de Santiago de Compostela, (España) La investigación estuvo orientada a describir cómo se construye la identidad del profesor/ra alrededor de los significados que los profesores otorgan a la realidad en que viven, que se concretan en un pensar y un hacer cotidiano en la institución donde trabajan para comprender cuáles son los condicionantes y las disposiciones que participan en la determinación de su quehacer profesional.
Guemes (2007), en su tesis de maestría realizada en México y titulada “Las representaciones sociales en la construcción de los procesos identitarios del maestro de educación normal, el caso de la escuela normal de especialización”, se propuso como objetivo dilucidar las representaciones e imaginarios sociales que sustentan la construcción del sentido identitario del maestro normalista y, por ende, de su actividad profesional, el estudio concluyó que en la construcción de la identidad intervienen asuntos diversos tales como como la necesidad de reconocimiento social; el vínculo no autoritario con los alumnos; la necesidad de formación y actualización, el auto perfeccionamiento, la búsqueda de autonomía profesional y la necesidad de pertenencia grupal.

La investigación de Mórtola (2006) y Soyago (2008) realizada en la Universidad Tres de Febrero (Argentina) concluye que uno de los pilares de la identidad docente son las experiencias de aprendizaje con aquellos maestros que son percibidos  como modelos, pero además de lo anterior, se citan las experiencias obtenidas de la práctica misma, la socialización con pares y la que se produce en el contacto con los estudiantes. La relevancia de la socialización con los pares como andamiaje en el proceso hacia la identidad docente es clave desde los inicios y con el paso de los años de experiencia en esta práctica. La necesidad de recurrir al apoyo de los otros en la estructura de trabajo de academia, formal o informal, conduce al profesor hacia mecanismos de mediación indispensables para la construcción permanente del profesorado como docente, en el contexto cultural en el que se llevó a cabo la investigación. Los investigadores sugieren como estrategia para fortalecer la identidad profesional,  poner énfasis en el trabajo colaborativo y de apoyo entre pares. Así mismo propone que los maestros desarrollen una actitud reflexiva  para aprender su rol en el contacto con sus estudiantes. 

Una nueva investigación es la de Prieto (2004). Realizada por la Universidad Católica de Valparaíso (Chile) Departamento de Educación, titulada “La construcción de la identidad profesional del docente: un desafío permanente” la investigación concluye que los profesores experimentan mayor satisfacción cuando su labor es reconocida y apreciada por los demás, y existen buenas relaciones con sus  pares. el estudio también mostro que por lo general son fuente de malestar determinados aspectos como son la excesiva cantidad de alumnos por curso, las recargas de trabajo administrativo, y en algunos casos sus ingresos.

Otra investigación es la de Sáez (2015){Sáez, 2015 #516} titulada “El camino de la construcción de la Identidad profesional de profesores noveles formados” realizada en la Universidad de Concepción (Chile) en el marco del convenio de desempeño UCO-1203, desarrollada desde la perspectiva metodológica de la investigación-acción; en dicho estudio participaron 30 docentes noveles egresados de las carreras de Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias Sociales y Pedagogía en Educación General Básica. La investigación se enfocó en los principales elementos que intervienen en el proceso de construcción de la identidad y concluye que el docente novel construye su identidad en base a las experiencias, creencias o situaciones que enfrenta día a día, reflejándolo en las acciones que lleva a cabo en el aula, también se detectó disonancia del rol docente entre el rol subjetivo (lo que el docente quiere realizar) y el rol actuado (lo que realmente realiza). Así también las evidencias señalan que los docentes consideran que su rol está centrado en los esfuerzos por desarrollar y potenciar las habilidades de sus estudiantes para que puedan afrontar diversas situaciones cotidianas. En este sentido, se detectó que los profesores asumen claramente un rol de mediador entre el aprendizaje y el estudiante.

Un estudio realizado por Alen (2009) en Australia con 14 profesores principiantes egresados del programa de formación y vinculados en diversos establecimientos educacionales, aportó que los profesores re-crearon sus roles en relación a lo que hacían sus pares y los colegas con mayor experiencia, lo que a su vez impidió que ellos pudieran realizar transformaciones en las prácticas de la escuela, como era lo esperado por el programa en el cual habían sido formados. También sugirió, que se requiere de apoyos de mentoría que entiendan estos procesos y que susciten una mayor capacidad de actuación reflexiva-autónoma de parte de los profesores principiantes.

Ya en el contexto latinoamericano, Tenti Fanfani (2005) señala que las reformas educativas  han impactado en los docentes al generar un estado de crisis de su identidad profesional, pues estas se han implementado con una perspectiva técnico-instrumental sin considerar los aspectos "no racionales" presentes en el oficio, esto explica en su opinión la oposición de muchos docentes a su implementación. muchos docentes tienen la sensación de pertenecer a una profesión con escaso reconocimiento social así lo confirman varios estudios europeos como los de EURYDICE (2004); Microdatos (2005); Marchesi (2007), Hargreaves, Cunningham, Hansen (2007), y en América Latina, los de McKenzie (2008); y Vaillant (2006); los resultados coinciden en que los maestros se sienten satisfechos con su trabajo y con las relaciones entre pares, pero simultáneamente experimentan insatisfacción en relación al escaso reconocimiento social que reciben. las mismas investigaciones también confirman que los profesores abandonan la carrera docente por las dificultades experimentadas y dan cuenta también de las crecientes dificultades que enfrentan las instituciones de educación superior para obtener  buenos candidatos, lo que indica que la docencia no constituye una meta profesional tan atractiva en el conjunto de profesiones.

13 comentarios:

  1. No existe formalización del objeto de estudio. Se les pregunta a las personas como si se tratase de una condición de percepción en la mayoría de las referencias. Lo que permite pensar el estado del arte, es que hay un cumulo de descripciones que no dejan acceder a una comprensión por medio de alguna explicación sobre el “objeto de estudio”. A nuestro parecer se trata de que el objeto de estudio que enuncian es la máscara que encubre los posibles elementos sobre los interese de comprender sobre la llamada “identidad profesional” (que consideramos no es condición de graduarse o tener un título en docencia o reconocimiento, mejor podría ser una postura por la defensa del saber) o realmente la práctica a explicitar.

    ResponderEliminar
  2. Las investigaciones, tal como lo plantea el estado del arte, mencionan la identidad profesional del docente en diversos espacios educativos. De allí parten varias cosas que son importantes resaltar:
    1. El objeto de estudio se plantea desde el docente, su práctica y la forma de relacionarse con los estudiantes y sus pares.
    2. Los estudios muestran una diversificación de problemas que se ejercen en el quehacer docente, entendiendo que dentro de ese quehacer se encuentran la planeación de clase, la metodología y los requerimientos de carácter administrativo.
    3. El tema de la percepción es un hecho enfocado a la experiencia y las relaciones que tiene el docente con la sociedad y ese reconocimiento que siente negado de la misma.

    En ese orden de ideas se puede decir que el estado del arte configura una identidad profesional desde las percepciones que el docente tiene de su práctica y los formalismos y no (tal vez) por el saber y la transmisión del mismo. La identidad profesional, según el texto, pasaría entonces por la diferencia entre la disciplina y los elementos administrativos que se deben abarcar en la labor del profesor y la forma en que el éste los experimenta y los cambia de acuerdo a a sus transformaciones intelectuales y contextuales.

    ResponderEliminar
  3. El estado del arte permite conocer las diversas tenciones que sean presentado acerca de un tema en particular, para ese caso el objeto de estudio está centrado en el docente y las emergencias que se presentan en sus diversas prácticas educativas y como éstas conforman su rol.
    El estado del arte muestra como el docente configura su práctica en el aula de clase, y a la vez como se transversaliza otras prácticas de tipo administrativo que promueven su quehacer, de igual manera las diversas relaciones que se presentan entre los diferentes actores en una comunidad educativa como los estudiantes y colegas, donde estos últimos pueden configurar los espacios de aprendizaje de un docente que este empezando a pensar y re-pensar su espacio de aprendizaje.

    ResponderEliminar
  4. Según lo evidenciado en la revisión bibliográfica presentada, sería posible decir que si bien la pregunta por la identidad profesional, es dilucidada a través entrevistas o procedimientos que ponen en juego la subjetividad del docente, lo cual daría a entender, de paso, que tal identidad es producto de una configuración personal, los aspectos mediante los cuales dicha construcción pasa a conformarse, son externos a quien ejerce como maestro, contando entre ellos: su relación con los estudiantes, colegas, la sociedad, la gestión administrativa propia de la escuela y, en suma, el ejercicio de su práctica. Pareciera entonces que no solo se es lo que se hace, sino que además se es de acuerdo a con quienes se hace lo que se hace. Entonces, si se tiene en cuenta dicha variabilidad, ¿hay Una identidad profesional docente?, ¿esta identidad está marcada por la variabilidad y especificidad de las condiciones, dando paso a identidades heterogéneas que se traducen en devenir constante? ¿Más que una posición fija, la identidad se presenta como una búsqueda desde la práctica y el reconocimiento de sus efectos?

    ResponderEliminar
  5. Los autores citados coinciden en que la metodología de la investigación es un aprendizaje continuo, donde el docente debe reconfigurar su tarea en la construcción de identidades en un programa de formación, basado en sus experiencias personales pero también en un momento reconocer la ayuda de un mentor o de apoyarse en reconocidos académicos que su nobel les permitió ir más allá de los saberes para intentar adquirir nuevas formas de conocimiento, actualización, autonomía profesional, autoperfeccionamiento y trabajo en equipo. Quienes dan cuenta que está tarea continua a pesar de las problemáticas para su gran mayoría la falta de reconocimiento, las fallas en la rigidez curricular, lo emocional, lo social, lo pedagógico, hasta lo administrativo; para coincidir en el desafío permanente que tenemos los docentes en el rol mediador entre el aprendizaje y el estudiante; sin desfallecer ante la magnitud de la exigencia que demanda el conocimiento, lo que queda por explorar, por aprender. El compromiso es exigente por ser la investigación la base para alimentar y fortalecer todas las profesiones a pesar de no ser reconocida.

    ResponderEliminar
  6. En los diferentes resúmenes de estudio presentados en el texto se podría leer los siguientes pasos de Metodología de investigación; los estudios realizados presentan un objeto de estudio establecido, contextualización del grupo muestreo, se menciona el tipo de investigación empleado, diseño metodológico (técnicas desarrolladas), las evidencias encontradas dentro del estudio, generación de hipótesis o en algunos conclusiones frente a la “identidad profesional” (objeto de estudio de las investigaciones) y la afectación que tiene sobre ella la relación teórica, experimental, categórica, ámbitos o contextos, políticas y demás variables analizadas.

    ResponderEliminar
  7. Si se quiere deducir frente a las investigaciones que tratan diversos temas pero que poco están relacionadas con la identidad profesional de los docentes podría indicar:

    1. Que los estados del arte son básicos para recorrer un contexto a nivel de ubicación geográfica.

    2. Que en estás investigaciones descritas se puede mencionar cómo desde esa posición geográfica en Europa, norte América y latino América los resultados permiten indicar que existen estudios para reflejar la identidad profesional.

    3. Estas investigaciones frente a la identidad profesional envisten varios campos para poder describirla, tales cómo: Identificar 4 dimensiones; partir de su experiencia docente, sus prácticas pedagógicas, la relación entre pares o con otros; la cultura docente; la existencia de sub identidades, el origen cultural o socio cultural de la misma entre otras.

    4. Los estados del arte frente a los estudios realizados en cuento a la identidad profesional de los docentes conducen cómo una guía para llevar una información más situada y específica que de soporte al tema.

    ResponderEliminar
  8. Una deducción, si es posible contemplarla, es que el resultado de las investigaciones realizadas, deja entrever que la identidad profesional es subjetiva, dicho de otro modo, se puede tomar otra profesión y, con las mismas estrategias descritas, encontrar resultados similares en un ingeniero, en un arquitecto, en un médico.
    A manera de comentario general, y aunque no se me pide que lo haga, sería importante observar, como lo plantea una de las investigaciones, las relaciones de los sujetos con su saber, con los estudiantes, en los procesos de formación.

    ResponderEliminar
  9. Del estado del arte sobre la identidad profesional en docentes noveles, se puede deducir que los resultados de una investigación están sujetos, al menos, a dos grandes criterios. Por un lado, el contexto en el que se desarrolla la investigación, y, también, por los criterios de perspectiva y epistemología que se seleccionan para llevar a cabo un trabajo investigativo. Se puede decir, entonces, que la delimitación del objeto de estudio, va de la mano, con la delimitación metodológica de la investigación.
    Así bien, una investigación no termina por dar cuenta de una realidad objetiva, sino, da cuenta de un realidad delimitada y observada con unos lentes particulares y desde un lugar específico, que sin importar si es enunciado o no, termina por mostrar y dar cuenta de una realidad.
    El texto permite ver, las diferencias de resultados entre diferentes contextos, y la diferencia de resultados, dependiendo la perspectiva epistemológica y las herramientas metodológicas que eligen. Lo que lleva a pensar en la importancia de que las herramientas metodológicas que se seleccionan sean las más propicias para la investigación, para que no sea la voz del investigador la que se impone por sobre la de la realidad investigada, sino que sea la realidad investigada la que logre mostrar su voz a través de las herramientas que se eligen.

    ResponderEliminar
  10. En las investigaciones presentadas tienen la intención de manifestar ¿Cuál es la identidad del profesional? Se percibe varios aspectos que afectan o ayudan a la creación de la identidad profesional.
    En estos trabajos se hace descripción de las situaciones que emergen en la labor docente: la relación con sus estudiantes, la relación con sus pares, cómo las experiencias hacen que el docente cambie de perspectivas, los dilemas que puede presentar en las practicas, como reafirma sus pensamientos o construye a partir de las experiencias, como el contexto hace que el docente tome acciones de supervivencia, la influencia de la historia en sociedad ya que se emergen pensamientos y acciones a partir de ello, las reflexiones que hace el docente sus prácticas, el factor económico como influye en el docente, la insatisfacción de pertenecer a una profesión poco valorada.
    Lo anterior parte de cómo actúa el docente y su sentir en su labor pero no es aun claro ¿cuál es la identidad del docente? Descartes en su libro del discurso del método puso en evidencia los factores que integran la investigación, el objeto de estudio y el mismo sujeto como investigador, pero acá no es claro cuál es objeto del estudio se plantea un tema de la identidad profesional, no se evidencia el desarrollo, solo se hace una descripción de circunstancias que le emergen al docente.

    ResponderEliminar
  11. La presentación de los datos en el estado del arte puede orientar, o dar cuenta, de la metodología acogida por la investigación que hace la recopilación, que para el caso seria de corte principalmente cualitativo.
    Para el presente estado del arte se evidencia que el interés investigativo estaría centrado en la identidad profesional en torno a los profesores noveles, inicialmente abre el texto mencionando que hay pocas que se encarguen de ese mismo interés. En la presentación de los datos se evidencia que en cada una acogió un aspecto en particular acerca del objeto de estudio, la identidad, y aunque todas querían dar cuenta de los mismo, cada una presenta un aporte desde diversas dimensiones y puntos de vista.
    También se evidencia como el problema de la identidad esta principalmente vinculado con el ser del docente y sus dimensiones emocionales y de relaciones sociales y muy poco se toca el tema de lo disciplinar para el docente.

    ResponderEliminar
  12. Monica Castro Vargas30 de octubre de 2016, 06:43

    La construcción de la identidad profesional hace énfasis en los procesos, los cuales se vinculan directamente con la experiencia de los docentes, dichos procesos son enunciados por ellos desde su hacer. Las investigaciones son realizadas en diferentes tiempos y lugares que no se distancian abruptamente en términos del tiempo pero si del espacio geográfico, característica predominante en los estados del arte; determinan elementos diferentes en relación a las experiencias de los docentes y coinciden en destacar los aspectos individuales y colectivos que contribuyen a la identidad propia y profesional, de los cuales puede entenderse que las identidades profesionales de los docentes son estudiadas desde una realidad contextualizada por sus lugares de trabajo, lo que lleva a pensar que las identidades son un proceso diario y permanente que configura la experiencia. Puede decirse que existen tantas identidades profesionales como procesos e intereses metodológicos para abordarlas.

    ResponderEliminar